mapa del sitioalfabeta.net respondeescríbanos..actualización de archivos y otros servicios...Página de InicioManual FarmacéuticoManual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile)Obras SocialesSuscripciones on lineLibros
alfabeta.net
 Ultima actualización: 24/10/2014
Manual Farmacéutico On Line 
Nuestros Productos
Suscripciones
Libros 
Bolsa de Trabajo
Agenda Farmacéutica
Direcciones y Teléfonos Utiles
Afecciones más comunes
Clasifarma
Informes de Precios On Line
Consultas mas Frecuentes
Disposiciones de la ANMAT
Interacciones
Vacunas
Fitoterapia
Investigación de mercado
Quienes Somos
Otras Afecciones
Acné
Alopecia
Celulitis
Conjuntivitis
Constipación
Dermatitis del Pañal
Dismenorrea
Dolor de Cabeza
Dolor de Espalda
Gripe
Hemorroides
Hiperhidrosis
Obesidad
Osteoporosis
Pediculosis
Pie de Atleta
Resfrío Común
Trastornos del Sueño
Sinusitis
Urticaria
Várices
Dolor de Cabeza

Definición
Clínica y diagnóstico
Etiología
Prevención y tratamiento
Rol del farmacéutico
Cuándo acudir al médico

DEFINICIÓN

DOLOR: o sensación dolorosa, es una “alarma” ante situaciones que potencialmente pueden dañar al ser humano y que nos indica que algo no está funcionando bien en el organismo.

El dolor es un mecanismo esencial de supervivencia.

Mecanismo fisiopatológico: cuando se produce algún daño en los tejidos externos o internos del organismo, la lesión estimula los receptores del dolor que son terminaciones nerviosas (nociceptores). Estos receptores del dolor generan impulsos que son transmitidos por los nervios periféricos y la médula o el tallo cerebral hasta las áreas receptoras específicas en el cerebro. El cerebro recibe la señal de alarma e inicia la reacción apropiada.

Las bases bioquímicas del dolor son la histamina y las prostaglandinas. En respuesta al daño celular, la liberación de histamina estimula a los nociceptores, lo que provoca dolor.

El proceso del dolor es el siguiente:

1- el daño celular estimula la síntesis y la liberación de prostaglandinas e histamina.

2- Las prostaglandinas sensibilizan las terminaciones nerviosas.

3- La histamina, entre otras sustancias, estimula las terminaciones nerviosas responsables de causar dolor.

CEFALALGIA: incluye cualquier molestia dolorosa localizada en la bóveda craneal.

Mecanismo fisiopatológico: aparece como resultado de la inflamación o distorsión (tracción o compresión) de las estructuras encefálicas sensibles al dolor. Los mecanismos que producen dolor en las cefalalgias son:

a- tracción o dilatación de las arterias intra o extracraneales;

b- tracción o desplazamiento de las venas intracraneales;

c- compresión, tracción o inflamación de los nervios craneales o espinales;

d- espasmo de los músculos cervicales, y

e- irritación meníngea y aumento de la presión endocraneana.

CEFALEA: sensación de pesadez, tensión o pinchazos a nivel craneal. La cefalea es una cefalalgia leve, pero de mayor duración.

Existen diferentes tipos de dolores de cabeza:

• Migrañas o jaquecas
• Cefaleas tensionales
• Cefaleas acuminadas o en salvas

MIGRAÑA: es un dolor de cabeza recidivante, pulsátil e intenso que habitualmente afecta a un hemicráneo, aunque puede afectar a ambos. El dolor empieza repentinamente y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales. Es 2 veces más frecuente en las mujeres que en los varones.

CEFALEA TENSIONAL: también denominada cefalea muscular o vasomotora. Se debe a una contracción sostenida de los músculos de la cabeza y del cuello, que produce una isquemia en el interior del músculo contraído. Esta tensión muscular puede ser consecuencia de una posición corporal incorrecta, de estrés social o psicológico, o del cansancio. Esta afección es la más común de las cefaleas.

CEFALEA ACUMINADA: también se conoce como cefalea histamínica de Horton, en salvas, cluster y en racimo. Se trata de un dolor recurrente, de predominio nocturno y suele presentarse varios días seguidos durante un período de 2 a 8 semanas, después del cual el paciente permanece asintomático durante varios meses o años.

Afecta principalmente a hombres de más de 30 años de edad.

CLINICA Y DIAGNÓSTICO

Clínica

MIGRAÑA: aparecen síntomas antes del comienzo del dolor de cabeza (manifestaciones prodrómicas). El individuo se encuentra irritable, malhumorado, excitable y sin apetito; también puede haber depresión, fatiga, náuseas, vómitos y vértigo. Hay sensibilidad a la luz y sonidos; se puede perder la visión en un área específica (punto ciego o escotoma) o percibir luces centellantes. Algunas personas experimentan sensaciones de hormigueo o debilidad de un brazo o una pierna. El dolor de la migraña es más grave que las cefaleas tensionales. Generalmente empieza en personas entre 10 y 30 años de edad.

CEFALEA TENSIONAL: se manifiesta generalmente por la mañana o al atardecer, aumentando progresivamente. Es raro que se acompañe de náuseas o vómitos. El dolor es intermitente, moderado y aparece en la parte anterior y posterior de la cabeza. La persona presenta una sensación de rigidez.

CEFALEA ACUMINADA: se caracteriza por ataques con dolores ubicados en las zonas frontotemporal, periorbitaria y supraorbitaria acompañada de rinorrea unilateral, lagrimeo, enrojecimiento y sudación. Puede presentar náuseas y vómitos, miosis y ptosis. El dolor suele durar entre 10 minutos a 2 horas; es continuo e intenso y raramente pulsátil.

Diagnóstico

MIGRAÑA: no existen pruebas clínicas para poder diagnosticar una migraña.
La migraña suele desaparecer cuando el paciente consigue dormir.
A los pacientes con dolor de cabeza de inicio repentino y reciente, con signos clínicos atípicos o con síntomas o signos físicos entre ataques, se les debe hacer una tomografía computarizada (TC) o imágenes por resonancia magnética (RMN).

CEFALEA TENSIONAL: no debe haber náuseas ni vómitos, como tampoco fotofobia.

CEFALEA ACUMINADA: la crisis se manifiesta en grupos, forma varias crisis que pueden variar de 2 episodios por semana a varios durante el mismo día.

ETIOLOGÍA

MIGRAÑA: puede deberse a factores:

• genéticos;
• vasculares, por distensión o dilatación de las arterias intracraneales que activan los receptores de dolor;
• hormonales, por ejemplo en las mujeres suele aparecer en el período premenstrual que está relacionado con la caída del pico de estrógenos.
• Otras causas son: ingesta de ciertos alimentos como chocolate, cebollas, cítricos, grasas y tomates; abuso del alcohol, estrés, fatiga, largos viajes, ingesta de anticonceptivos, golpes y cambios bruscos de temperatura.
• El dolor de cabeza es un efecto indeseado de la indometacina y la nifedipina. A veces puede producirse cefalea crónica como consecuencia de tratamientos del dolor de cabeza (por uso indebido de medicamentos): el alivio inicial de la cefalea inducido por el tratamiento está seguido de un dolor de rebote que puede llevar a los pacientes a tomar medicamentos todos los días.

CEFALEA TENSIONAL: puede desencadenarse por:

• una contracción sostenida de los músculos de la cabeza y del cuello, que produce una isquemia en el interior del músculo contraído;
• estrés, angustia familiar o laboral.

CEFALEA ACUMINADA: puede desencadenarse por:

• consumo de bebidas alcohólicas;
• carencia de oxígeno;
• también puede precipitar el cuadro tras la inyección intravenosa de 0.1 mg de histamina, y por ello se considera que el dolor aparece por la liberación espontánea de histamina.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Prevención

Aquellas personas que padecen cefaleas (de cualquier tipo) deben evitar: las frutas secas, cítricos, quesos añejados, chocolate, cebolla, tomate, bebidas alcohólicas, café y gaseosas de bajas calorías por el contenido de glutamato monosódico.

También se debe evitar trasnochar, las sobrecargas psíquicas. Tampoco se aconseja la ingesta de anovulatorios o reserpina, ya que pueden inducir ataques de migraña.

Tratamiento

NO FARMACOLOGICO

Se puede recomendar:

• masajes circulares sobre la zona afectada,
• permanecer en un lugar oscuro con los ojos cerrados (puede producir efecto calmante),
• descansar, relajarse y dormir.

FARMACOLOGICO

ANALGESICOS Y ANTIEMETICOS

• ASPIRINA (Acido Acetilsalicílico): analgésico. Es eficaz en la mayor parte de los tipos de dolor. Inhibe la actividad de la enzima ciclooxigenasa, disminuyendo la formación de precursores de las prostaglandinas y tromboxanos a partir del ácido araquidónico. La dosis máxima diaria es de 4 g. La duración de acción es generalmente de 4 horas.
Dosis múltiples pueden causar gastropatía e intoxicación salicílica. En los niños con varicela o gripe, el ácido acetilsalicílico puede causar síndrome de Reye.


• IBUPROFENO: analgésico. También inhibe la enzima ciclooxigenasa. Se absorbe por vía oral disminuyendo su velocidad con las comidas. La dosis usual como analgésico es de 200 a 400 mg cada 4 a 6 horas. La dosis máxima diaria es de 1.2 g. 200 mg equivalen a 650 mg de ácido acetilsalicílico o paracetamol.

• KETOPROFENO: analgésico. Para dolores leves a moderados. La dosis usual como analgésico es de 25-75 mg 3 veces al día cada 6-8 horas. La dosis máxima diaria es de 300 mg. 12.5 mg equivalen a 200 mg de ibuprofeno.

• KETOROLAC: analgésico. Para dolores leves a moderados. Por vía oral la dosis usual es de 10 mg cada 4-6 horas, siendo la dosis máxima diaria de 40 mg. 10 mg es comparable a 200 mg de ibuprofeno y a 650 mg de ácido acetilsalicílico o paracetamol.

• NAPROXENO: analgésico. Para el tratamiento de ataques agudos de jaqueca es preferible administrar preparaciones dispersables o efervescentes porque tienen un efecto más rápido.

• PARACETAMOL: analgésico. Es tan eficaz como el ácido acetilsalicílico, con potencia similar. Contribuye a aliviar el dolor. La dosis usual para los adultos es de 500-1000 mg cada 4-6 horas, mientras que para los niños es de 30 mg/kg/día. El efecto analgésico se inicia a los 30 ó 60 minutos desde su administración con un pico de acción entre las 2 y 3 horas, manteniendo el efecto durante 4 a 8 horas. La sobredosificación puede causar lesiones hepáticas graves o mortales. La dosis máxima diaria es de 4 g.

• DOMPERIDONA: antiemético. Alivian las náuseas que acompañan a muchos ataques de migrañas. También aumentan la eficacia de los analgésicos administrados simultáneamente por vía oral. La dosis usual para adultos es de 10 a 20 mg, 3 a 4 veces al día. Para los niños 0.25 a 0.5 mg/kg, 3 ó 4 veces al día.

• METOCLOPRAMIDA: antiemético.

OPIOIDES ANALGESICOS
La CODEINA, la DIHIDROCODEINA y el DESTROPROPOXIFENO solos o combinados con aspirina o paracetamol se usan para aliviar la migraña. El uso indebido de estos medicamentos aumenta el riesgo de efectos indeseados, entre ellos dolor de cabeza de rebote.

AGONISTAS 5-HT1

• SUMATRIPTAN: antimigrañoso. Produce una vasoconstricción de los vasos craneanos que se dilatan y distienden durante la cefalea. La dosis usual es de 6 mg por vía S.C. o de 100 mg por vía oral.
• NARATRIPTAN: antimigrañoso. Se absorbe rápidamente luego de la administración oral. La dosis única en el adulto es de 2.5 mg.
• ZOLMITRIPTAN: antimigrañoso. Una única dosis de 2.5 a 5 mg suele ser suficiente para controlar la migraña. Ante una recidiva, puede repetirse una segunda dosis a las 2 horas.

Los 3 agonistas de receptores 5-HT1 tienen efectos indeseados similares. Los más comunes son: malestar, mareos, náuseas y vómitos, sensación de pesadez o presión en cualquier parte del cuerpo (incluidos el tórax y la garganta), y dolor o rigidez del cuello.

Están contraindicados para pacientes mayores de 65 años y para aquellos con cardiopatías isquémicas, antecedentes de infarto de miocardio o hipertensión que no está bajo control.

• ERGOTAMINA: antijaquecoso. Es un bloqueante alfa-adrenérgico, antiserotoninérgico que actúa sobre el SNC y estimula en forma directa el músculo liso. Suprime las cefaleas de origen vascular por su probable efecto directo sobre los vasos sanguíneos cerebrales; produce vasoconstricción durante la fase de vasodilatación y reduce la pulsación que se considera responsable de la cefalea. Puede producir náuseas, vómitos, dolor abdominal y cólicos. El uso excesivo de ergotamina puede estar asociado al dolor de cabeza de rebote.

• PROPANOLOL: antihipertensivo. Es un bloqueante beta-adrenérgico indicado también como profilaxis del dolor de cabeza de origen vascular. La dosis usual es de 20 mg por vía oral, 4 veces por día hasta un total de 240 mg diarios si fuera necesario.

LO QUE EL FARMACÉUTICO DEBE SABER

• Edad del paciente.
• Si la paciente se encuentra embarazada, se debe evitar el uso de aspirina durante el mismo.
• Si existe hipersensibilidad, especialmente hacia la aspirina u otros fármacos.
• Duración y localización del dolor. Hay que tener en cuenta que los dolores de cabeza agudos que aparecen por la mañana y se van aliviando durante el día son generalmente graves, ya que podrían ser unos signos de aumento de la presión sanguínea.
• Síntomas asociados como náuseas, vómitos y fotofobia.
• Factores que pueden precipitar los dolores de cabeza como los alimentos, alcohol y el estrés.
• Si hubo traumas o lesiones recientes.
• Si está tomando alguna medicación, ya que el dolor de cabeza puede ser un efecto secundario del fármaco.

En caso de recomendar algún medicamento, el farmacéutico deberá informar al paciente:

• Dosis exacta y la frecuencia diaria para utilizar el producto.
• Posibles reacciones adversas que puede ocasionar.
• Cumplimiento del tratamiento.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

• Si la cefalea persiste, aún estando medicado, se deberá suspender el tratamiento y se derivará a una consulta médica.
• Si se sospecha que se ha producido una reacción adversa ante ciertos fármacos.
• Cuando los dolores de cabeza se producen en niños menores de 12 años y se localizan en la parte trasera de la cabeza y con rigidez en el cuello, ya que existe la posibilidad de que padezca meningitis.
• Cuando existan trastornos visuales.
• Si las mujeres toman anticonceptivos orales y existen cambios en la frecuencia e intensidad de las cefaleas, hormigueo en los brazos o las piernas, desvanecimiento o incapacidad para hablar, deben dejar de tomar los mismos y acudir al médico ya que hay posibilidad de riesgo de sufrir trastornos cerebrovasculares.

Alfabeta SACIFyS · Melián 3136 · (C1430EYP) · Ciudad de Buenos Aires · Argentina · Tel (5411) 4545-2233 · Mail: info@alfabeta.net
El contenido de este sitio está protegido por el derecho de propiedad intelectual, encontrándose prohibida su reproducción y distribución total o parcial por el medio que sea.