mapa del sitioalfabeta.net respondeescríbanos..actualización de archivos y otros servicios...Página de InicioManual FarmacéuticoManual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile)Obras SocialesSuscripciones on lineLibros
alfabeta.net
 Ultima actualización: 23/11/2014
Laboratorios Ceade
Manual Farmacéutico On Line 
Nuestros Productos
Suscripciones
Libros 
Bolsa de Trabajo
Agenda Farmacéutica
Direcciones y Teléfonos Utiles
Afecciones más comunes
Clasifarma
Informes de Precios On Line
Consultas mas Frecuentes
Disposiciones de la ANMAT
Interacciones
Vacunas
Fitoterapia
Investigación de mercado
Quienes Somos
Otras Afecciones
Acné
Alopecia
Celulitis
Conjuntivitis
Constipación
Dermatitis del Pañal
Dismenorrea
Dolor de Cabeza
Dolor de Espalda
Gripe
Hemorroides
Hiperhidrosis
Obesidad
Osteoporosis
Pediculosis
Pie de Atleta
Resfrío Común
Trastornos del Sueño
Sinusitis
Urticaria
Várices
Hemorroides

Definición
Clínica y diagnóstico
Etiología
Prevención y tratamiento
Rol del farmacéutico
Cuándo acudir al médico

DEFINICIÓN

Las hemorroides son dilataciones venosas que están localizadas en las paredes del recto y del ano. Afectan a ambos sexos y generalmente a personas entre los 20 y 50 años de edad.

CLASIFICACION:

a) Según distribución:

EXTERNAS: aparecen en forma de pequeños bultos, cubiertos con piel, que se hacen más prominentes al defecar. Las venas externas se dilatan produciendo en su interior coágulos, estas venas se inflaman, pudiendo romperse y provocar un sangrado.

INTERNAS: son múltiples, blandas, irregulares y cubiertas por una fina capa mucosa.

b) Según gravedad:

1º GRADO: son pequeñas y generalmente asintomáticas, suelen presentarse con prurito.

2º GRADO: son medianas y se presentan acompañadas de rectorragia.

3º GRADO: cuando se produce la defecación suelen prolapsarse de modo reversible. Pueden ser tanto externas como internas.

4º GRADO: son de gran tamaño y protruyen hacia afuera espontáneamente y con facilidad; se deben reducir en forma manual. Suelen presentarse con ulceraciones.

CLINICA Y DIAGNÓSTICO

Clínica

Las hemorroides suelen sangrar, sin grandes pérdidas, tras una defecación.

Las que protruyen por el ano pueden ser introducidas manualmente y, a veces, lo hacen por sí solas. En el caso de las hemorroides prolapsadas pueden aparecer ulceraciones hemorroidales de la mucosa que las recubre, que pueden ser la causa de infección local.

El prurito anal es un síntoma que puede asociarse a las hemorroides, pero no es específico de ellas.

El dolor no siempre está presente. Un dolor agudo cuando se produce la defecación puede indicar la existencia de una fisura anal (pequeño desgarro en la piel del canal anal.

Otro signo, y de menor frecuencia, es la secreción de moco y la sensación de que el recto no está completamente vacío.

Diagnóstico

Se realiza mediante una cuidadosa inspección anal. Ante la menor duda, deben examinarse los tramos más altos del intestino grueso para descartar la existencia de tumores mediante una anoscopia o sigmoidoscopia.

ETIOLOGÍA

El estreñimiento es una causa común, que se relaciona con una ingesta inadecuada de fibras o líquidos. También puede deberse a la administración de ciertos medicamentos.

Cuando el paciente está estreñido, el esfuerzo que realiza al defecar produce un aumento de la presión en los vasos sanguíneos hemorroidales, provocando las hemorroides.

La aparición de hemorroides en las mujeres embarazadas es debida a la presión sobre los vasos hemorroidales por parte del útero.

La obesidad, la tos, los estornudos y los esfuerzos por defecar son otras causas que producen aumento de la presión y pueden provocar hemorroides.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Prevención

• Establecer una dieta rica en fibras para evitar el estreñimiento.
• Llevar un buen ritmo de la evacuación intestinal.
• No realizar esfuerzos excesivos.
• Evitar el sedentarismo.
• Mantener una adecuada higiene de la zona anal, ya que pequeñas cantidades de materia fecal pueden provocar el prurito. El área perianal debe ser lavada con agua tibia tan frecuentemente como sea posible.

Tratamiento

Se recomienda realizar baños de asiento 3 ó 4 veces por día con agua tibia y utilizar medicamentos.

Las formas medicamentosas antihemorroidales que se comercializan son:

• Ungüentos: después de lavar y secar suavemente la zona anal, aplicar el ungüento sobre la superficie exterior y frotar suavemente para que penetre. Para uso interno, colocar el aplicador e introducir a través del ano mediante presión continua suave. Debe ser aplicado cada 3 ó 4 horas o, de ser necesario, cada 2 horas.
• Supositorios: se recomienda lavar y secar con cuidado la zona anal previamente. Para hemorroides internas o externas: aplicar 1 supositorio, en la mañana, por la noche y luego de cada evacuación intestinal, o según indicación médica precisa.
• Toallitas humedecidas: sólo para uso externo. Hemorroides en adultos: lavar el área afectada con un jabón suave y agua tibia. Enjuagar perfectamente. Secar cuidadosamente con papel higiénico o una tela suave antes de cada aplicación. Aplicar la toallita medicada con suaves movimientos y desechar. Puede usarse hasta 6 veces por día o después de cada evacuación intestinal. Niños menores de 12 años: consultar con el médico. Compresa higiénica: usar en lugar de papel higiénico luego de cada evacuación intestinal o al cambiar tampones o toallas higiénicas. Compresa húmeda: para un alivio suave, doblar la toallita y aplicar sobre el área irritada. Dejar de 5 a 15 minutos. Repetir de acuerdo a las necesidades.

LAXANTES

Se emplean para aliviar el estreñimiento.

FIBRAS DIETETICAS

Se utilizan también para aliviar el estreñimiento y evitar los esfuerzos excesivos que lo acompañan.

ANTIESPASMODICOS

Trimebutina + Ruscogenina: antiespasmódico y regulador de la motilidad gastrointestinal.

ANTISEPTICOS

No tienen actividad específica para el tratamiento de las hemorroides.

Resorcinol: es un agente queratolítico con propiedades antisépticas, antipruriginosas y exfoliativas. La acción exfoliativa es útil para retirar la capa superior de células y para ayudar a la penetración de los medicamentos en la piel.

ASTRINGENTES

Producen precipitación de las proteínas cuando se aplican sobre las membranas mucosas o a la piel que ha sido erosionada o dañada. Alivia la irritación y la inflamación. Algunos de ellos son:

a.- Oxido de Zinc.

b.- Hamamelis.

c- Sales de Bismuto.

PROTECTORES CUTANEOS

Forman una barrera en la superficie cutánea que ayuda a prevenir la irritación y la pérdida de humedad de la piel. Las siguientes sustancias presentan propiedades emolientes y protectoras:

a.- Oxido de Zinc + Sales de Bismuto + Resorcina: para aliviar las molestias y ardor de la irritación hemorroidal.

b.- Caolín.

CALMANTES

Son aquellos productos que provocan una sensación de frescor que alivia la sensación dolorosa por estimulación de las terminaciones nerviosas. También tienen acciones antipruriginosas. Entre ellos se encuentran:

a.- Mentol.

b.- Fenol + Alcanfor + Eucalipto + Hamamelis: produce vasoconstricción de las venas hemorroidales, es antiséptico y antipruriginoso. También calma el dolor.

ANESTESICOS LOCALES

Reducen el dolor y el prurito.

a.- Lidocaína + Fenilefrina + Betametasona: analgésico, vasoconstrictor y antiinflamatorio.

b.- Benzocaína.

c- Pramoxina + Bálsamo de Perú + Oxido de Zinc + Caolín: alivia el dolor, el prurito y el malestar provenientes de los tejidos ano rectales irritados. También posee acción suavizante y lubricante sobre las membranas mucosas. El clorhidrato de pramoxina proporciona acción anestésica local sobre la piel y membranas mucosas del ano y del recto. El principio activo del Bálsamo de Perú es el benzoato de bencilo, con acción escarbicida.

ANTIINFLAMATORIOS

a.- Hidrocortisona + Clorhidrato de Pramoxina: antiinflamatorio, antipruriginoso, vasoconstrictor y anestésico. Está indicado en hemorroides inflamadas y en el prurito anal. Brinda alivio temporario de los síntomas asociados a las hemorroides internas y externas, tales como dolor, inflamación y prurito.

b.- Hidrocortisona + Oligómeros Procianidólicos + Lidocaína: antihemorroidal de acción trifásica. Está indicado para hemorroides internas y externas. Prevención y tratamiento de crisis hemorroidales. Síndrome ano rectal post-parto.

c.- Betametasona + Clorhidrato de Fenilefrina + Clorhidrato de Lidocaína: antiinflamatorio, analgésico, vasoconstrictor, antialérgico y antiexudativo.

d.- Triamcinolona Acetonida + Ester Pentosan Polisulfónico + Hexetidina + Lidocaína: anestésico, antiinflamatorio, antitrombótico y antiséptico-antimicótico, destinado al tratamiento de afecciones ano rectales tales como: hemorroides externas, internas o mixtas y sus complicaciones trombóticas, fisuras y fístulas anales, anusitis, prurito anal, rectitis, etc.

e.- Aceite de Hígado de Tiburón + Fenilefrina + Manteca de Cacao: antihemorroidal. Contribuye a reducir los tejidos inflamados por hemorroides, a la vez que provee un temporario alivio para el ardor, picazón y malestar causados por hemorroides.

ROL DEL FARMACEUTICO

Lo que el farmacéutico debe saber:

• Síntomas de la afección: dolor, prurito, sangre en las heces y tumefacción.
• Tiempo de evolución de la afección y si tuvo antecedentes previos.
• Si el paciente está con constipación y cómo es su hábito intestinal.
• Tipo de alimentación. El farmacéutico puede aconsejar sobre un adecuado régimen dietético.
• Si la paciente está embarazada.
• Si está tomando algún medicamento, ya que algunos producen estreñimiento.
• Medicamentos existentes en el mercado.
• Posibles reacciones adversas a alguno de los componentes del producto medicado.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

• Cuando los síntomas no mejoran al cabo de una semana de tratamiento.
• Cuando la irritación es persistente, recurrente y no mejora, ya que a veces se asocia con cáncer rectal.
• Si se produce abundante sangrado rectal. El médico realizará una exploración completa para descartar una posible patología tumoral. El cáncer colon rectal puede causar un sangrado rectal. Esta enfermedad es poco corriente en pacientes por debajo de los 50 años.
• Cuando el paciente presenta incontinencia fecal, produciendo mayor irritación y prurito en el área perianal. Esto puede ser causado por la presencia de un tumor.
• Cuando se produce una gran sensación de evacuar y no hay heces en el recto (tenesmo).

Alfabeta SACIFyS · Melián 3136 · (C1430EYP) · Ciudad de Buenos Aires · Argentina · Tel (5411) 4545-2233 · Mail: info@alfabeta.net
sistemas de gestión farmacéutica
El contenido de este sitio está protegido por el derecho de propiedad intelectual, encontrándose prohibida su reproducción y distribución total o parcial por el medio que sea.