Navegación horizontal Página de Inicio Manual Farmacéutico Manual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile) Obras Sociales Suscripciones On-Line Libros
 
 
AEROXINA SUSPENSION ELEA-PHOENIX
Claritromicina  
Venta Bajo Receta Archivada

Industria Argentina
 

COMPOSICION: Polvo para suspensión oral 125 mg: Cada 5 ml de suspensión reconstituida contiene: Claritromicina 125 mg. Polvo para suspensión oral 250 mg: Cada 5 ml de suspensión reconstituida contiene: Claritromicina 250 mg.

ACCION: Antibiótico macrólido semisintético de amplio espectro.

INDICACIONES: Aeroxina Suspensión está indicado en el tratamiento de procesos infecciosos leves o moderados provocados por gérmenes sensibles tales como: Adultos: faringitis/amigdalitis debida a Streptococcus pyogenes (la droga usual de elección en el tratamiento y prevención de infecciones estreptocócicas y en la profilaxis de fiebre reumática es la penicilina administrada por vía I.M. u oral. La claritromicina es generalmente efectiva en la erradicación de S. pyogenes de la nasofaringe, sin embargo hasta la fecha no se disponen datos que establezcan su eficacia en la prevención de la fiebre reumática). Sinusitis maxilar aguda debida a Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis o Streptococcus pneumoniae. Exacerbación de bronquitis crónica por Haemophilus influenzae, H. parainfluenzae, Moraxella catarrhalis o Streptococcus pneumoniae. Neumonía debida a Mycoplasma pneumoniae, Streptococcus pneumoniae o Chlamydia pneumoniae. Niños: faringitis/amigdalitis debida a Streptococcus pyogenes. Neumonía debida a Mycoplasma pneumoniae, Streptococcus pneumoniae o Chlamydia pneumoniae. Sinusitis maxilar aguda debida a Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis o Streptococcus pneumoniae. Otitis media aguda debida a Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis o Streptococcus pneumoniae.

DOSIS: La posología será establecida por el médico en función del proceso a tratar y las características del paciente. Como orientación se sugiere el siguiente esquema posológico: La dosis usual recomendada de claritromicina en pacientes pediátricos que requieren terapia con antibióticos es de 7.5 mg/kg cada 12 horas durante 6 a 14 días. La claritromicina puede ser administrada sin ajustar la dosis en casos de insuficiencia hepática si la función renal es normal. Sin embargo, ante una insuficiencia renal severa con o sin compromiso hepático coexistente, puede estar indicado disminuir la dosis o prolongar los intervalos entre las mismas. Infecciones micobacterianas: la claritromicina está recomendada como el agente primario para el tratamiento de la infección diseminada debida al complejo Mycobacterium avium (CMA). La claritromicina se debe utilizar en combinación con otras drogas antimicobacterianas que hayan demostrado actividad in vitro contra CMA o beneficios clínicos en el tratamiento de CMA. La dosis recomendada para infecciones micobacterianas en adultos es 500 mg 2 veces al día. En niños la dosis recomendada es de 7.5 mg/kg 2 veces al día, hasta 500 mg 2 veces al día. Agitar antes de usar. Preparación de la suspensión: agregar agua hasta la flecha indicada en la etiqueta y agitar enérgicamente. Volver a agregar agua hasta llegar nuevamente al nivel indicado por la flecha y agitar hasta resuspender. La concentración de claritromicina en la suspensión reconstituida es de 125 mg por cada 5 ml y 250 mg por cada 5 ml, respectivamente. Agitar hasta resuspender. No conservar en heladera. Conservar la suspensión reconstituida a temperatura ambiente (15 a 30°C) y emplear dentro de los 14 días. No refrigerar. Agitar bien antes de cada uso. Siempre que resulte indicado es recomendable realizar test de sensibilidad microbiológica. La presencia de alimentos no afecta la biodisponibilidad de la claritromicina, en consecuencia ésta puede administrarse cómodamente antes, durante o después de la ingesta.

PRESENTACIONES: Polvo para suspensión oral: Envases conteniendo 250 mg/ 5 ml por 60 ml.

 
 
 
 
 
Actualidad
investigación
La fagoterapia elimina una infección por micobacteria multirresistente
Un equipo internacional de investigadores y médicos ha tratado a una paciente con fibrosis quística con una infección diseminada por Mycobacterium abscessus con un cóctel de bacteriófagos. Este éxito clínico se basa en la primera fagoterapia obtenida mediante ingeniería genética –con la que se ha convertido a bacterias lisógenas en una variedad lítica- y además es la primera vez que se aplica un tratamiento con fagos a una micobacteria.
 
Actualidad
Vademécum
Obras Sociales
Nuestros productos
Alfa Beta Alfa Beta Sistemas Talleres Gráficos