Navegación horizontal Página de Inicio Manual Farmacéutico Manual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile) Obras Sociales Suscripciones On-Line Libros
 
 
DOLO NERVOBION® 10.000 NF ELEA-PHOENIX
Cianocobalamina Diclofenac Piridoxina Tiamina  

Inyectable
 

COMPOSICION: Cada ampolla I contiene: Tiamina Clorhidrato (Vit. B1) 100 mg, Piridoxina Clorhidrato (Vit. B6) 100 mg, Cianocobalamina (Vit. B12) 10 mg. Excipientes: (Hidróxido de Sodio, Cianuro Potásico, Alcohol Bencílico, Agua para Inyectables) cs. Cada ampolla II contiene: Diclofenac Sódico 75 mg. Excipientes (Bisulfito de Sodio, Manitol, Alcohol Bencílico, 1.2-propanodiol, Acido Aminoacético (Glicina), Hidróxido de Sodio, Agua para Inyectables) c.s.

ACCION: Antiinflamatorio no esteroide, analgésico.

INDICACIONES: Tratamiento sintomático y de corta duración cuando el paciente no responde a la monoterapia de los procesos inflamatorios agudos musculoesqueléticos con componente neurítico. La administración parenteral es reservada para los estados dolorosos agudos serios, cuando la administración por vía oral no puede realizarse.

DOSIS: A modo orientativo se recomienda habitualmente 1 aplicación diaria (1 ampolla I + 1 Ampolla II) durante un tiempo máximo límite de 2 a 3 días. En casos severos, el tratamiento puede realizarse con 2 aplicaciones diarias, durante un tiempo máximo límite de 2 días. Se debe optar entre el tratamiento habitual o el tratamiento para casos severos, respetando los tiempos límite indicados. No administar uno a continuación del otro ya que no se respetarían los tiempos límite, lo que podría ocasionar la aparición de efectos adversos severos. En caso de necesidad, continuar el tratamiento por vía oral. Las ampollas I y II deben ser mezcladas inmediatamente antes de aplicarse esta medicación. Su administración es exclusivamente por vía I.M. profunda.

PRESENTACIONES: Envase conteniendo 6 pares de ampollas I y II.

 
 
 
 
 
Actualidad
investigación
La fagoterapia elimina una infección por micobacteria multirresistente
Un equipo internacional de investigadores y médicos ha tratado a una paciente con fibrosis quística con una infección diseminada por Mycobacterium abscessus con un cóctel de bacteriófagos. Este éxito clínico se basa en la primera fagoterapia obtenida mediante ingeniería genética –con la que se ha convertido a bacterias lisógenas en una variedad lítica- y además es la primera vez que se aplica un tratamiento con fagos a una micobacteria.
 
Actualidad
Vademécum
Obras Sociales
Nuestros productos
Alfa Beta Alfa Beta Sistemas Talleres Gráficos