Navegación horizontal Página de Inicio Manual Farmacéutico Manual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile) Obras Sociales Suscripciones On-Line Libros
 
 

TIPOS DE VACUNAS

Según su composición y forma de obtención se clasifican en víricas y bacterianas, que a su vez pueden ser vivas atenuadas o muertas inactivadas.

 

• 

Vivas atenuadas

 

Se componen de microorganismos mutados que han perdido su virulencia, generalmente mediante pases sucesivos en diferentes medios de cultivo y/o huéspedes animales, sin sufrir un deterioro importante en sus inmunogenicidades. Características:

La inmunidad provocada por estas vacunas es de larga duración y muy intensa, parecida a la originada por la enfermedad natural. 
Disminución progresiva de la cantidad de antígeno necesario para inducir una respuesta humoral y otra celular, ambas elevadas. Pequeñas dosis de vacuna producen una buena respuesta inmune. 
En general, suele ser suficiente una dosis, salvo que se administre por vía oral (vacuna antipolio). El mantenimiento del nivel protector inmunitario se realiza a través de reinfecciones naturales posteriores o por la administración de dosis de recuerdo.
Se administran por inoculación, por vía respiratoria o digestiva. 
La administración por vía respiratoria o digestiva confiere inmunidad tanto humoral como local, impidiendo la infección en la puerta de entrada del microorganismo y la consiguiente diseminación del mismo (ejemplo: vacuna antipolio oral). 
La infección vacunal puede ser contagiosa para el entorno (ejemplo: vacuna antipolio oral), favoreciendo la dispersión de la infección por el virus atenuado en lugar del virus salvaje. Esto obliga a investigar si entre los convivientes del vacunado hay alguien para quien pudiera suponer un riesgo (inmunodeprimidos).

Vacunas virales: anti-fiebre amarilla; antipaperas; antirrubéola; antisarampión; antivaricela; antipoliomielitis oral.

Vacunas bacterianas: antituberculosas; antitifoidea cepa Ty21a oral; anticolérica cepa CDV-103 Hgr.

 

• 

Muertas o inactivadas

 

Se obtienen mediante: 
a) Inactivación por medios físicos (calor) o químicos (formol, b-propiolactona) de bacterias o virus, enteros o totales.
b) Inactivación por calor y formaldehído de antígenos secretados (toxoides o anatoxinas): tétanos, difteria. 
c) Obtención de fracciones inmunizantes virales o bacterianas.

Características: 
En general, la respuesta inmunitaria es menos intensa y duradera y fundamentalmente, de tipo humoral.
Se necesitan varias dosis para la primovacunación y para mantener un nivel adecuado de anticuerpos séricos. 
Tienden a ser más estables.
Muy a menudo requieren adyuvantes (cualquier sustancia que incorporada a una vacuna acelera, prolonga o potencia la respuesta inmunogénica frente a la misma).
Por lo general se administran por vía parenteral.
No es posible la difusión de la infección a los no vacunados.

Vacunas virales: Antirrábica; antihepatitis A; antigripal; antipoliomielitis parenteral.

Vacunas bacterianas: Anticoqueluche; anticolérica; antitifoidea; antipeste.

 

• 

Toxoides

 

Los toxoides se obtienen a partir de las toxinas bacterianas producidas por Clostridium tetani y del bacilo diftérico, Corynebacterium diphtheriae, causantes del tétanos y de la difteria, respectivamente.

Vacunas toxoides: Antitetánica; antidiftérica.

 

 
 
 
Actualidad
Vademécum
Interacciones
Obras Sociales
Nuestros productos
Alfa Beta Alfa Beta Sistemas Talleres Gráficos