Navegación horizontal Página de Inicio Manual Farmacéutico Manual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile) Obras Sociales Suscripciones On-Line Libros
 
 
DEXAMERAL 4 RAYMOS
Dexametasona  
Venta Bajo Receta
Comprimidos
Industria Argentina
 

COMPOSICION: Cada comprimido contiene: Dexametasona 4.0 mg. Excipientes c.s.

ACCION: Corticoesteroide.

INDICACIONES: Alergias: Asma, dermatitis atópica, dermatitis de contacto, rinitis alérgica crónica o estacional, reacciones de hipersensibilidad a medicamentos, enfermedad del suero. Dermatología: Dermatitis herpetiforme vesicular, eritroderma exfoliativa, micosis fungoide, pénfigo y eritema multiforme severo (síndrome de Stevens-Johnson). Endocrinología: Insuficiencia adrenocortical primaria o secundaria (hidrocortisona o cortisona es la droga de elección, eventualmente puede ser usada concomitantemente con mineralocorticoides análogos sintéticos, particularmente en suplementación mineralocorticoidea en la infancia), hiperplasia adrenal congénita, hipercalcemia asociada con cáncer y tiroiditis no supurativa. Gastroenterología: Sostenimiento del paciente en los períodos críticos de enteritis regional o colitis ulcerosa. Náuseas y vómitos asociados a tratamientos oncológicos. Hematología: Anemia hemolítica autoinmune adquirida, anemia hipoplásica congénita (eritroide, anemia de Diamond-Blackfan), púrpura trombocitopénica idiopática en adultos, aplasia de glóbulos rojos pura y algunos casos particulares de trombocitopenia secundaria. Oncología: Manejo paliativo de leucemias y linfomas. Náuseas y vómitos asociados a tratamientos oncológicos. Neurología: Exacerbaciones agudas de la esclerosis múltiple, edema cerebral asociado a tumores de cerebro primarios o metastáticos, craneotomía y lesiones en la cabeza. Oftalmología: Oftalmia simpatética, arteritis temporal, uveítis y procesos inflamatorios oculares que no respondan a los corticosteroides tópicos. Nefrología: Inducción de diuresis o remisión de la proteinuria en el síndrome nefrótico idiopático en el asociado a lupus eritematoso. Neumonología: Beriliosis, tuberculosis pulmonar fulminante o diseminada (en conjunto con quimioterapia antituberculosa apropiada), neumonía eosinofílica idiopática, sarcoidosis sintomática. Reumatología: Terapia adyuvante de corta duración en episodios agudos o exacerbación de artritis gotosa, carditis reumática aguda, espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, artritis reumatoidea (incluyendo artritis reumatoidea juvenil, algunos casos pueden requerir bajas dosis de mantenimiento), dermatomiositis, polimiositis y lupus eritematoso sistémico. Otras patologías: Pruebas diagnósticas de hiperfunción adrenocortical, triquinosis con compromiso neurológico o miocárdico, meningitis tuberculosa con bloqueo subaracnoideo o bloqueo inminente en conjunto con quimioterapia antituberculosa apropiada.

DOSIS: Los requisitos en materia de dosificación son variables y pueden individualizarse sobre la base de las características de la enfermedad y de la respuesta que brinda el paciente. La dosis inicial varía de 0.5 a 9 mg diarios dependiendo de la enfermedad que está siendo tratada. Para el caso de enfermedades leves, puede bastar con 1 dosis de 0.5 mg, mientras que, en el caso de las enfermedades de mayor gravedad, podrá requerirse 1 dosis superior a los 9 mg. Las dosis iniciales deberían ser mantenidas y ajustadas hasta comprobar que la respuesta del paciente es satisfactoria. Si no se produjera ninguna respuesta clínica satisfactoria, luego de transcurrido un lapso de tiempo razonable, discontinúe la administración de los comprimidos de dexametasona y transfiera al paciente a otra terapia. Luego de obtenida una respuesta inicial favorable, la dosificación de mantenimiento debería determinarse disminuyendo para ello la dosis inicial en pequeñas cantidades hasta llegar a la dosis más baja que sirva para conservar una respuesta clínica adecuada. Debería controlarse con gran cuidado a los pacientes a fin de poder comprobar la presencia de signos que exijan un ajuste en la dosificación, incluyendo los cambios registrados en la condición clínica provenientes de remisiones o exacerbaciones de la respuesta individual ante cada una de las enfermedades tratadas con la droga así como del efecto de la situación estresante de cada caso (por ejemplo, cirugía, infección, trauma). Durante dicha situación de estrés, podrá ser necesario aumentar la dosificación temporariamente. Si debiera interrumpirse la administración de la droga, luego de transcurridos más de un par de días de comenzado el tratamiento, debería optarse por un retiro gradual de su administración. En el tratamiento de exacerbaciones agudas de la esclerosis múltiple se recomiendan dosis diarias de 30 mg de dexametasona seguidas por 4 a 12 mg diarios por el término de 1 mes. En pacientes pediátricos, la dosis inicial de dexametasona puede variar dependiendo de la patología tratada. El rango inicial de dosis es de 0.02 a 0.3 mg/kg/día, divididos en 3 ó 4 dosis (0.6 a 0.9 mg/m2//día en 2 dosis). Sólo a fines comparativos se adjunta la siguiente tabla de equivalencia en mg de distintos corticosteroides: Cortisona, 25; Hidrocortisona, 20; Prednisona, 5; Prednisolona 5; Metilprednisolona, 4; Triamcinolona, 4; Parametasona, 2; Betametasona, 0.75; Dexametasona, 0.75. Estas equivalencias se aplican solamente en el caso de administración oral, pudiendo ser significativamente variables en el caso de administración I.M. o intraarticular. En episodios alérgicos agudos autolimitados o en exacerbaciones agudas de alergias crónicas, se recomienda el siguiente esquema de tratamiento combinando terapia parenteral y oral: Dexametasona inyectable 4 mg/ ml - Primer día: 1 ó 2 ml I.M. Comprimidos 0.75 mg - Segundo día: 4 comprimidos en 2 dosis divididas - Tercer día: 4 comprimidos en 2 dosis divididas - Cuarto día: 2 comprimidos en 2 dosis divididas - Quinto día: 1 comprimido - Sexto día: 1 comprimido - Séptimo día: sin tratamiento - Octavo día: control médico. Este esquema está diseñado para asegurar una terapéutica adecuada de los episodios agudos y minimizar los riesgos de una sobredosis en los casos crónicos. En edema cerebral: 10 mg de dexametasona fosfato I.V., seguido de dexametasona 4 mg c/6 horas, I.M. hasta que los síntomas del edema remitan. Usualmente esto se manifiesta entre las 12 y las 24 horas y la dosis pueden ir disminuyéndose gradualmente en un lapso de 7 días. Para el manejo paliativo de pacientes con cáncer cerebral recurrente o inoperable, se recomienda la terapia con inyectables o comprimidos en dosis de 2 mg, 2 ó 3 veces al día. Test de supresión de dexametasona: 1) Test para el síndrome de Cushing: 1.0 mg de dexametasona vía oral a las 11 p.m. Obtener sangre para cortisol plasmático a las 8 a.m. de la mañana siguiente. Para mayor seguridad, dar 0.5 mg dexametasona vía oral cada 6 horas durante 48 horas. Se puede recolectar orina de 24 hs. para la determinación de 17-hidroxicorticoides urinarios. 2) Distinción del síndrome de Cushing debido al exceso de ACTH hipofisaria del debido a otras causas: 2.0 mg de dexametasona vía oral cada 6 horas por 48 horas. Recolectar orina de 24 horas para la determinación de 17-hidroxicorticoides urinarios.

PRESENTACIONES: Envases conteniendo 10 y 20 comprimidos.

 
 
 
 
 
Actualidad
investigación
La fagoterapia elimina una infección por micobacteria multirresistente
Un equipo internacional de investigadores y médicos ha tratado a una paciente con fibrosis quística con una infección diseminada por Mycobacterium abscessus con un cóctel de bacteriófagos. Este éxito clínico se basa en la primera fagoterapia obtenida mediante ingeniería genética –con la que se ha convertido a bacterias lisógenas en una variedad lítica- y además es la primera vez que se aplica un tratamiento con fagos a una micobacteria.
 
Actualidad
Vademécum
Obras Sociales
Nuestros productos
Alfa Beta Alfa Beta Sistemas Talleres Gráficos